Quebrantamiento de condena - España

Del quebrantamiento de condena Mejor documento

Comentarios al Código Penal (Actualizado por las Leyes Orgánicas: 1/2015, 30 marzo y 2/2015, 30 de marzo)
Texto Completo Descargar
  • Código Penal (Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre)
  • Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género (Ley Orgánica 1/2004, de 28 de Diciembre)
  • Los delitos contra la Administración de Justicia: la nueva modalidad de delito de quebrantamiento de condena
  • Tratamiento jurisprudencial al consentimiento de la mujer en el delito de quebrantamiento de condena
    En este artículo analizaré los argumentos que ha dado la jurisprudencia al tratar el consentimiento de la mujer en el delito de quebrantamiento de condena. En primer lugar hay que analizar cual es el bien jurídico protegido en los delitos de quebrantamiento de condena que se hallan regulados en el capítulo VIII del título XX relativo a los delitos contra la administración de justicia. Cabe pensar, a la vista de los delitos tipificados en dicho título, que el bien jurídico es velar por el buen funcionamiento de la administración de justicia en el ejercicio de las potestades que tiene encomendadas, las de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado, como también, mantener el orden social a través de la prosecución de los delitos públicos. Cuando se tipifica el delito de quebrantamiento en el art 468.2 del CP, se varía la penalidad en relación al artículo 468.1 del CP, en base únicamente a si se quebranta una pena contemplada en el art 48 del CP o medida de seguridad de la misma naturaleza impuesta en procesos criminales en los que el ofendido sea alguna persona del art 173.2, motivo por le cual la gravedad del hecho o de la conducta se infiere del sujeto pasivo y no del hecho en si; si bien pese a esa relevancia que se otorga al sujeto pasivo, la conducta se tipifica en los delitos contra la administración de justicia. En la conducta que regula el art 468 del CP, en sus apartados 1 y 2, se distingue entre pena y medida cautelar, estableciendo la misma penas para ambas, pese a la accesoriedad y temporalidad de la primera frente a la segunda. Desde el primer momento en que entró en vigor este artículo del código penal, la jurisprudencia ha valorado la importancia del consentimiento de la mujer, y en su análisis distingue en si la resolución judicial vulnerada ha sido la medida cautelar o la pena, cuando ambas se hallan tipificadas en el mismo artículo y con la misma pena, sin que dicho trato distinto venga justificado jurídicamente, en atención al artículo y título en que están recogidas. Por lo que considero que en el fondo debe valorarse cual es realmente el bien jurídico protegido en el delito del art 468.2, de hecho el propio artículo se remite a las penas o medidas dictadas en virtud del artículo 48 del CP que debe analizarse junto con el art 57 del CP que dispone que: de manera imperativa los jueces y tribunales deberán imponer la pena prevista en el apartado 2 del artículo 48 por un tiempo que no excederá de diez años si el delito fuera grave o de cinco si fuera menos grave, sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo segundo del apartado anterior, en relación a los delitos del art 57.1. cometidos contra quien sea o haya sido el cónyuge, o sobre persona que esté o haya estado ligada al condenado por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, o sobre los descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o incapaces que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar, así como sobre las personas que por su especial vulnerabilidad se encuentran sometidas a su custodia o guarda en centros públicos o privados” Con lo cual cuál considero que el bien jurídico realmente protegido son las víctimas de violencia de género, puesto que el tipo penal contempla las víctimas del art 173.2 del CP y los delitos a lo que se remite el art 57.1 para poder dictar las medidas del art 48.2 del CP son los delitos de homicidio, aborto, lesiones, contra la libertad, de torturas y contra la integridad moral, la libertad e indemnidad sexuales, la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico. De ahí las constantes discusiones doctrinales y jurisprudenciales sobre la incidencia del consentimiento de la víctima en este tipo de delitos, puesto que, lo que en definitiva se pretende proteger son las víctimas del art 173.2 del CP. Hay que recordar que las características de cualquier mediad cautelar, aplicables también a la orden de alejamiento, son la instrumentalidad (no constituye un fin en si misma, sino que está vinculada a la sentencia que en su día pueda dictarse), la provisionalidad (no es definitiva, pudiéndose modificar en función del resultado del proceso o si se alteran los presupuestos que llevaron a adoptarlas) y la homogeneidad (debe ser semejante o parecida a la medida ejecutiva que en su día deba acordarse para la efectividad de la sentencia). Y los presupuestos en base a los que debe acordarse son el "fumus boni iuris" (juicio de probabilidad consistente en atribuir razonadamente un hecho punible a una persona determinada) y el "periculum in mora" (que exista una situación de riesgo o peligro de que el inculpado se sustraiga al proceso o a la ejecución de la condena). Como pena, ésta es definitiva versus la temporalidad de la medida cautelar y es la consecuencia a una acción u omisión de un hecho previsto y penado como delito. Sin embargo goza de naturaleza especial porqué es la única pena que se hace depender su eficacia de un tercero que ha sido parte en el procedimiento penal, la propia mujer maltratada. Las penas que establece el CP son la pena de prisión, en la que la relación se establece entre condenado y administración penitenciaria; la pena de inhabilitación, en la que la relación se establece entre el penado y la administración correspondiente, la pena de multa, en la que la relación se establece entre el penado y la administración de justicia, los trabajos en beneficio de la comunidad, en la que la relación se establece entre el penado y la administración de justicia, sin embargo; en la prohibición de acercamiento la relación se da entre penado, administración de justicia y personas incluidas en el art 173.2 del CP (por lo que hay terceras personas, con vínculo de afectividad directamente implicadas en el cumplimiento eficaz de dicha pena). Por ello siempre se ha valorado cual debe ser el trato que debe darse al consentimiento de la mujer en la ejecución de la pena o de la medida impuesta
  • Mujer, maltratador y orden de alejamiento. Un problema sin resolver
    I. Sucesivas reformas del delito de quebrantamiento de condena. II. Quebrantamiento de condena y violencia de género. 1. Planteamiento del problema: el quebrantamiento inducido o consentido. 2. Evolución de la jurisprudencia del Tribunal Supremo en la resolución del problema. 2.1. Hasta 2007. 2.2. Un intento de solución: el Acuerdo del pleno no jurisdiccional de 25 de noviembre de 2008. La jurisprudencia del TS a partir de su existencia. III. Conclusiones y propuestas
  • STS 539/2014, 2 de Julio de 2014
    HOMICIDIO. TENTATIVA. QUEBRANTAMIENTO DE CONDENA. La voluntad de conseguir el resultado no es más que una manifestación de la modalidad más frecuente del dolo en el que el autor persigue la realización de un resultado, pero no impide que puedan ser tenidas por igualmente dolosas aquellas conductas en las que el autor quiere realizar la acción típica, representándose la posibilidad de la producción del resultado. Se estima parcialmente la casación.
  • SAP Badajoz 120/2014, 25 de Abril de 2014
    QUEBRANTAMIENTO CONDENA O MEDIDA CAUTELAR. Esta resolución en nada afectaba a su relación con esta última, respecto a la que no se discute en autos que tenía una orden de alejamiento vigente. Igualmente carece de trascendencia penal la circunstancia,también alegada al final del recurso de apelación, de que con posterioridad al quebrantamiento se haya dejado sin efecto la medida de alejamiento, pues por evidentes razones jurídico- penales, ha de atenderse al momento de comisión del delito enjuiciado para apreciar su tipicidad, y no a un momento posterior. Se desestima la apelación.
  • STS 315/2011, 16 de Abril de 2011
    ALLANAMIENTO DE MORADA. ASESINATO. ROBO CON VIOLENCIA. INCENDIO. QUEBRANTAMIENTO DE CONDENA. Ni consta acreditada que en el momento de la ejecución de los hechos concurriera una especial limitación de sus facultades intelectivas y volitivas que repercutieran en el elemento normativo de capacidad de culpabilidad, ni tampoco aparece clara la vinculación de los hechos delictivos con una notable disminución de la capacidad motivacional del sujeto, aspecto que tiene relevancia a la hora de operar tanto con la eximente incompleta como con la atenuante genérica que también postula la parte recurrente. Ello quiere decir que no concurren razones para estimar que la Sala de instancia haya apreciado erróneamente las condiciones de imputabilidad del referido acusado.Se condena al acusado. Se desestima la casación.
  • SAP A Coruña 376/2012, 10 de Julio de 2012
    QUEBRANTAMIENTO DE CONDENA. En el presente supuesto, estamos en presencia de un delito doloso, de modo que el incumplimiento de la pena ha de ser efectuada de manera voluntaria y consciente, ya que el acusado venía obligado a que acatara la resolución judicial y además que la medida de alejamiento se acuerda por razones de seguridad en beneficio de la mujer con la finalidad de proteger su vida e integridad corporal, significándose que el acusado había sido advertido y apercibido consta documentalmente en los autos, de que incurría en un delito de quebrantamiento de condena si incumplía la pena de alojamiento, es por lo que con su comportamiento incumplió de forma consciente y deliberada la orden de alejamiento lo que ha quedado debidamente acreditado con la prueba testifical practicada con las garantías procesales y constitucionales, así como por las propias declaraciones emitidas por el acusado y su pareja que han sido perfectamente con todo rigor apreciados y valorados correctamente por el juzgador, de manera que la conducta del acusado Pelayo, se incardina en el artículo 468.2 del Código Penal, por el que viene condenado. En primera instancia se condena al acusado. Se desestima la apelación.
  • SAP Barcelona 486/2011, 30 de Mayo de 2011
    QUEBRANTAMIENTO DE CONDENA. En el presente caso no se han seguido las normas para el cumplimiento de la pena de localización permanente y en consecuencia difícilmente puede apreciarse un quebrantamiento de condena cuando su cumplimiento no se ajusta a la legalidad. En primera instancia se condena al acusado. Se estima la apelación.
  • STS 899/2013, 22 de Noviembre de 2013
    DELITO DE QUEBRANTAMIENTO DE CONDENA. Aunque la duplicidad de condenas penales por unos mismos hechos a una misma persona por el mismo o distintos órganos judiciales no se halla prevista expresamente en el art. 954 de la LECr., debe estimarse la posibilidad de revisar tales sentencias ya sea mediante una interpretación amplia y extensiva del art. 954.4º de la LECr., cuando se trata además de evitar situaciones que pugnan con el más elemental sentido de justicia, o bien aplicando el principio "non bis in idem", que puede apreciarse de oficio, y la doctrina sobre cosa juzgada material. En tales casos es unánime el criterio de que deberá anularse la sentencia dictada en segundo lugar, prevaleciendo la primera que se pronuncie. Se condena al acusado. Se estima la revisión.
  • SAP Las Palmas 274/2007, 22 de Octubre de 2007
    DELITO DE QUEBRANTAMIENTO DE CONDENA. La tesis de la parte apelante, en relación con que la localización permanente no exige la estancia del acusado en su domicilio las 24 horas y que no le impide el salir no sólo a trabajar sino, incluso, a fumar un pitillo en las inmediaciones de su casa, no deja de ser contraria a derecho. Recordemos que en este caso no se discute si la localización permanente se debe o no cumplir en un lugar cerrado pues el auto del Magistrado del Juzgado de Instrucción no puede ser más claro al ordenar que esta se cumpla por el penado en su domicilio. Se condena al acusado. Se desestima la apelación.
  • SAP Badajoz 77/2011, 1 de Junio de 2011
    QUEBRANTAMIENTO DE LA ORDEN DE ALEJAMIENTO. El incumplimiento de la orden de alejamiento requiere al menos una voluntad en el sujeto obligado directamente dirigida al incumplimiento del mandato judicial; a violar el espacio de intimidad de la víctima, reconocido expresamente en resolución judicial. Y no es este el caso; el condenado evita incluso el contacto verbal; abandona inmediatamente el local pues conoce su obligación; no es la conducta de quien se muestra contrario y rebelde al cumplimiento de los mandatos de este carácter. Pero es que lo que se comenta es excedentario en derecho penal; no podemos obligar al condenado, quien de forma ordinaria visitaba el lugar a probar que en esta concreta ocasión, -en que dicho lugar estaba ocupado accidentalmente por su exmujertenía precisamente la intención de verla o incomodarla pues, de hecho, tal evento no se produce sino que inmediatamente que se genera el accidental encuentro la conducta del acusado es de absoluto control y respeto a las decisiones judiciales que le obligaban. Se estima la apelación.
  • Competencia para conocer del delito de quebrantamiento del art. 468.2 del código penal
  • SAP Alicante 82/2008, 5 de Febrero de 2008
    QUEBRANTAMIENTO DE CONDENA. Debe interpretarse también el alcance de cuando una persona condenada a pena de alejamiento o con medida cautelar incumple esta orden, lo que tiene que verificarse mediante una conducta claramente consciente de quebrantar la orden, en primer lugar, y en segundo lugar que ese quebrantamiento suponga una alteración de la víctima mediante una mecánica que tienda a violentar la tranquilidad de la víctima o constituya algún tipo de amenaza para ella. Se condena al acusado. Se estima la apelación.
  • SAP Asturias 80/2012, 9 de Mayo de 2012
    QUEBRANTAMIENTO DE MEDIDA CAUTELAR. ORDEN DE ALEJAMIENTO. PROVOCACIÓN O CONSENTIMIENTO DE LA VÍCITMA. Se reclama contra la sentencia que condena al acusado como autor criminalmente responsable de un delito de quebrantamiento de medida cautelar. Nada se ha alegado ni probado en la primera instancia o en esta alzada que demuestre error del Juez "a quo" en su relato de los hechos enjuiciados o en sus razonamientos jurídicos, por lo que procede confirmar la sentencia impugnada. Es poco creíble la versión del recurso, dada en el juicio oral, de que "después de lo que les había explicado el agente nunca más se habían visto desde entonces", pues eso es totalmente contrario a lo declarado, de un lado, por la esposa -donde, el 17-6-2011 nada dijo de haber pedido se dejase sin efecto la orden, y sí dijo, en resumen, que sabe que existe la orden de alejamiento, que su marido y ella no viven juntos, que su marido en ningún momento incumplió la orden y que si en algún momento coinciden ambos en un lugar su marido se va voluntariamente evitando problemas-, y de otro lado, por el propio acusado, donde dijo que su esposa y él no es que se encontrasen solo el día 27-5-2011 y nada más, sino que vivían juntos desde un mes después de acordarse la orden de alejamiento. Se desestima el recurso de apelación.
  • SAP Málaga 113/2013, 1 de Marzo de 2013
    Quebrantamiento de medida cautelar. Violencia sobre la mujer. Delito de homicidio en grado de tentativa. Lesiones permanentes.
  • Escrito de alegaciones para rebatir los puntos denegatorios de las juntas de tratamiento
    Ejemplos de posibles alegaciones para rebatir los puntos denegatorios de las Juntas de tratamiento respecto a los permisos no concedidos a presos
Escrito de defensa por un delito de quebrantamiento de condena
Modelo de escrito de defensa presentado por el acusado por un delito de quebrantamiento de condena previsto en el art. 468 del Código Penal. El Letrado de la Administración de Justicia dará traslado de las actuaciones originales, o mediante fotocopia, a los designados como acusados y terceros responsables en los escritos de acusación, para que en plazo común de diez días presenten escrito de defensa frente a las acusaciones formuladas. Ver formulario
8 Jul 2019
El TS dictamina que la medición de la distancia establecida en una orden de alejamiento debe hacerse como determine el juez y, en su defecto, en línea recta
Con la adopción de la prohibición se configura un espacio físico en el que se pretende garantizar que la víctima pueda circular y moverse con libertad sin la posibilidad de encontrarse físicamente con el autor de los hechos; un espacio donde se garantice la seguridad de la víctima y su tranquilidad, al objeto de desarrollar una actividad vital normalizada. Ver noticia
10 Ene 2019
La comunicación por redes sociales infringe la prohibición de comunicación
La Audiencia Provincial de Madrid concluye que expresiones tales como un "me gusta" a una foto o comentario en Facebook infringe la prohibición de comunicación con la víctima. SAP Madrid nº 291/2017 Sección 1ª 20/11/2017
15 Dec 2017
Revista de Derecho vLex. Consulta 1/2016, de 24 de junio, sobre la pena imponible en los casos de quebrantamiento de una pena de localizacion permanente
La Fiscalía consultante ha debatido en Junta sobre la correcta petición de pena en los delitos de quebrantamiento de condena cuando la pena quebrantada es la de localización permanente. Ver Consulta
13 Sep 2016
Quebrantamientos de condena por compasión
Por Gabriela Boldó, juez sustituta ¿Qué es la compasión? Etimológicamente compasión (del latín cumpassi), calco semántico o traducción del ... (Ver noticia completa)
8 Abr 2014
QUEBRANTAMIENTO DE CONDENA
El comportamiento de la víctima acudiendo y permaneciendo en las inmediaciones del domicilio del acusado resulta irrelevante para el cumplimiento de las penas de prohibición de acercamiento y de comunicación con la misma. AP Vizcaya - Penal - 11/07/2013
29 Ene 2014
Delito de quebrantamiento de condena
La acción debe entenderse dolosa cuando el agente entabló relación con la víctima, a sabiendas que lo tenía prohibido por la pena impuesta en la sentencia. AP Albacete - 4/02/2013
4 Sep 2013
«quebrantamiento de condena» en el mundo