Indemnización por mora - Chile

Obligación de dinero (indemnización de perjuicios). Indemnización de perjuicios (obligación de dinero). Intereses (indemnización de perjuicios) Intereses corrientes (indemnización de perjuicios). Reajuste (desvalorización de la moneda). Desvalorización de la moneda (reajuste) Mejor documento

Jurisprudencias Esenciales. Derecho Civil
Tratándose de una obligación consistente en el pago de una cantidad de dinero, la indemnización de perjuicios por la mora consiste precisamente en el pago de intereses, los que al no haberse pactado convencionalmente deben ser intereses corrientes. Siendo un hecho de público conocimiento la desvalorización permanente que sufre la moneda chilena, es procedente, por razones de equidad y para que el pago sea completo, que las sumas adeudadas se reajusten según el índice de Precios al Consumidor entre la fecha de la demanda y la del pago efectivo
Texto Completo Descargar
  • Libros y Revistas
  • Recurso de queja (arbitraje). Arbitraje (recurso de queja). Indemnización de perjuicios (intereses corrientes). Intereses corrientes (indemnización de perjuicios). Mora (intereses corrientes). Remuneración (indemnización de perjuicios). Impuesto al valor agregado (indemnización de perjuicios)
    Si la cantidad que el arbitro manda pagar es una mera indemnización de perjuicios, los intereses demandados sólo se adeudan desde la mora. Asimismo, dada la naturaleza de la misma, no puede considerarse como remuneración por servicios prestados, por lo que no procede ordenar el pago del Impuesto al Valor Agregado. El arbitro, al no decidir el asunto en la forma descrita, incurre en falta que debe repararse por la vía del recurso de queja
  • Indemnización de perjuicios o responsabilidad contractual
    . Pauta - Sección primera. Concepto, naturaleza jurídica y clases - 812. Concepto - 813. Fundamentos de la indemnización de perjuicios - 814. Otras formas de reparación - 815. Naturaleza jurídica de la obligación de indemnizar los perjuicios - 816. Clases de indemnización - 817. La indemnización compensatoria - 818. Por regla general la indemnización compensatoria sólo procede ante la imposibilidad del cumplimiento forzado - 819. Inacumulabilidad de la indemnización compensatoria y el cum- plimiento - 820. Indemnización moratoria - 821. Requisitos de la indemnización de perjuicios. Enunciación - Sección segunda. Existencia de perjuicios y relación de causalidad - 822. Existencia de perjuicios - 823. Prueba de los perjuicios - 824. La relación de causalidad en materia contractual - Se...
  • Jurisprudencia
  • Causa nº 7145/2010 (Casación). Resolución nº 32412 de Corte Suprema, Sala Primera (Civil) de 25 de Abril de 2012
  • Causa nº 1186/2003 (Casación). Resolución nº 20996 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 27 de Noviembre de 2003
    PAGE 17 Santiago, veintisiete de noviembre del año dos mil tres. Vistos: En estos autos rol Nº1186-03 la reclamante Inmobiliaria Los Vilos Limitada, dedujo recursos de casación en la forma y en el fondo contra la sentencia de la Corte de Apelaciones de La Serena, que rechazó el recurso de casación en la forma deducido contra la sentencia de primera instancia, del Segundo Juzgado de la misma ciudad, el que, además, confirmó efectuando una declaración expresa en el sentido de que en el presente tipo de juicios no resulta procedente el pago de intereses. El fallo de primer grado acogió la reclamación deducida a fs.2, fijando la indemnización definitiva en la suma de treinta millones de pesos, con reajuste en la forma que se establece en el artículo 17 del D.L. Nº2.186, entre la fecha de...
  • Causa nº 5857/2006 (Casación). Resolución nº 17335 de Corte Suprema, Sala Primera (Civil) de 30 de Junio de 2008
    Santiago, treinta de junio de dos mil ocho. En cumplimiento de lo ordenado y de lo que dispone el artículo 785 del Código de Procedimiento Civil, se dicta la siguiente sentencia de reemplazo: VISTO: Se reproduce la sentencia de segunda instancia, con excepción del último párrafo del fundamento sexto que se elimina y corresponde tener en consideración además, lo expuesto en los fundamentos vigésimo a vigésimo sexto de la sentencia de casación que precede. Y se tiene en su lugar y además, presente: A fojas 1 comparece don L.E.A.P., industrial, en representación de Pesquera L.A.S.A., del giro de su denominación, ambos domiciliados en Puerto Montt, calle Ñuble N° 190 y para estos efectos en P.M. 65 oficina 307, y deduce demanda en juicio sumario por incumplimiento de contrato de arr...
  • Daño. Daño moral. Perjuicio. Indemnización. Prueba.
    Es indemnizable el daño moral, ya que la ley, sin distinguir, ordena indemnizar todo daño. Sólo proceden las indemnizaciones provenientes del daño siempre que exista perjuicio, menoscabo, disminución o pérdida, material o moral; y así el Diccionario de la Real Academia equipara el daño moral a detrimento, o sea destrucción o mengua, en este caso, de la honra o de la fama. Cuando se autoriza la acción para precaverse de un posible daño futuro, como éste no ha sucedido, sólo se indemniza, por lo general, de las costas y del tiempo y diligencias empleados en la acción. Aun en los casos que la ley enumera algunos sucesos que acarrean especialmente la obligación de indemnizar, no basta el acontecimiento prohibido sino que es menester que el suceso haya producido daño. De ahí que los litigantes, tratándose de acontecimientos generadores de daño, deben allegar prueba para patentizar la existencia del perjuicio o detrimento; y si bien ciertos sucesos llevan envuelta la idea de producir siempre daño moral, ello no sucede en el caso en que no se deriva de la materialidad de lo sucedido sino del descrédito que trae para un hombre honrado el rechazo de uno o más cheques por falta de fondos, ante las personas que los reciben y los bancos que intervienen. La existencia del daño moral queda así subordinada a la comprobación de ese descrédito, hecho perfectamente acreditable; y puntualizada su existencia, fluiría a la vez el daño moral. La deducción del daño moral de ciertos hechos, no importa el establecimiento de un hecho liso y llano que escape de la revisión del Tribunal de casación, sino que es el fruto de la calificación jurídica que se le atribuye al suceso, es decir, la relación de éste con la ley. No cabe confundir lo que puede dar ocasión a un daño o ser causa de él, con sus consecuencias o efectos, o sea, con haberse producido efectivamente ese daño, ni cabe apreciar como dañoso un hecho que en sí no es tal, ni siempre produce consecuencias de esa naturaleza, como sucede cuando se hace provenir el daño, no de la materialidad del rechazo de los cheques, sino del descrédito que esa operación había acarreado; y, por tanto, habiéndose dejado testimonio que esto no aconteció, se está en presencia de simples dificultades inherentes a la vida de los negocios y que no repercutieron en forma de aminorar el concepto moral que se tenía del actor y, por consiguiente, no son indemnizables. Dicha conclusión no significa que el hecho mismo fuera lícito o que no diera acción, sino que no tuvo consecuencias dañinas, materiales ni morales, y si bien la repulsa equivocada o indebida de los cheques puede llegar a considerarse como una imputación injuriosa contra el honor o crédito, tampoco da margen a una indemnización pecuniaria, si no se prueba daño emergente o lucro cesante. La sentencia que por errado concepto da por establecido el daño moral, debiendo haber llegado a la ineludible conclusión de su inexistencia, y como fruto de ese error acoge la demanda de indemnización de perjuicios, es nula porque infringe los arts. 2314 y 2329 del Código Civil, haciéndoles regir sin que haya existido daño
  • Causa nº 11766/2014 (Otros). Resolución nº 33630 de Corte Suprema, Sala Primera (Civil) de 11 de Marzo de 2015
    Domicilio en país extranjero. Sentencia. Acción. Demanda de indemnización de perjuicios.
  • Causa nº 309/2006 (Casación). Resolución nº 15905 de Corte Suprema, Sala Cuarta (Mixta) de 27 de Junio de 2007
    ACCIDENTE DE TRABAJO. INDEMNIZACIÓN DAÑO MORAL. TÍTULO ACTIVO. Los sentenciadores, al acoger la acción de la demandante, en su calidad de heredera del trabajador fallecido y condenar a la demandada a pagar indemnización de perjuicios por el daño moral causado a aquél, con ocasión de un accidente laboral, han infringido lo dispuesto en los artículos 69 letra b) y 88 de la Ley 16.744, desde que su correcta interpretación y aplicación debió llevar al tribunal a desechar la acción interpuesta. La pretensión de reparación, en cuanto se sustenta en el sufrimiento moral de la víctima de un accidente del trabajo, por ser personalísima e intransmisible, no puede ser deducida por otro que no sea su titular y en el evento que el afectado haya fallecido, la acción por la indemnización de su padecimiento espiritual y aflicción, no se transmite al patrimonio de sus herederos.
«indemnizacion por mora» en el mundo