Curador ad litem - Chile

De las tutelas y curatelas Mejor documento

Derecho de Familia. Tomo II
760. Generalidades - 761. Tutelas y curatelas - 762. Diferencias entre tutela y curatela - 763. Caracteres comunes a tutores y curadores - 764. Clases de curadurías - 765. Clasificación de las tutelas y curatelas atendiendo a su origen - 766. I) De la guarda testamentaria - 767. Personas que pueden designar guardador - 768. Situación que se presenta cuando ambos padres designan guardador en su testamento - 769. Características de la guarda testamentaria - 770. II) De la guarda legítima - 771. Personas llamadas a la guarda legítima - 772. Características de las guardas legítimas - 773. III) De la guarda dativa - 774. Tribunal competente y procedimiento para designar guardador - 775. Curador interino - 776. Características de la guarda dativa - 777. Diligencias y formalidades que deben preceder al ejercicio de la tutela o curaduría - 778. A) Discernimiento - 779. Procedimiento para obtener el discernimiento - 780. Sanción a la falta de discernimiento - 781. B) Fianza o caución - 782. Casos de excepción en que no es necesario rendir caución - 783. C) Inventario solemne - 784. Clase y forma del inventario - 785. Sanción a la falta de inventario - 786. Ámbito de aplicación de las normas sobre confección de inventario - 787. Administración de los tutores y curadores - 788. Facultad de los guardadores, para autorizar al pupilo en los actos judiciales y extrajudiciales, representarlo en estos actos, y administrar sus bienes - 789. 1) Hay un solo guardador - 790. 2) Hay un guardador y un consultor - 791. 3) Hay pluralidad de guardadores - 792. Facultades del guardador de autorizar y representar al pupilo - 793. Facultades del guardador en la administración de bienes del pupilo - 794. A) Actos que el guardador puede ejecutar libremente - 795. B) Actos que el guardador puede realizar cumpliendo ciertas formalidades legales - 796. 1) Enajenación y gravamen de bienes raíces del pupilo - 797. Sanción en caso de incumplimiento de estas formalidades - 798. 2) Enajenación o gravamen de bienes muebles preciosos o que tengan valor de afección - 799. Sanción si se han omitido las formalidades - 800. 3) Donación de bienes muebles - 801. 4) Fianzas del pupilo - 802. 5) Actos o contratos en que tenga interés el guardador o alguna de las personas indicadas en el artículo 412 - 803. 6) Transacciones y compromisos en bienes del pupilo - 804. 7) Aceptación y repudiación de asignaciones o donaciones hechas al pupilo - 805. 8) Actos relacionados con la partición de bienes en que tiene interés el pupilo - 806. C) Actos prohibidos - 807. Responsabilidad del guardador - 808. Obligaciones del guardador - 809. A) Obligaciones previas al ejercicio del cargo - 810. B) Obligaciones durante el ejercicio - 811. C) Obligaciones posteriores al término de la guarda - 812. 1) Obligación de rendir cuenta - 813. 2) Obligación de restituir los bienes del pupilo - 814. 3) Obligación de pagar los saldos que resulten a favor del pupilo - 815. Privilegio de que goza el pupilo - 816. Prisión por deudas provenientes de la guarda - 817. Prescripción de las acciones del pupilo contra el guardador - 818. Guardador aparente o de hecho - 819. Guardador oficioso - 820. Incapacidades y excusas para desempeñar las guardas - 821. De las incapacidades - 822. a) Incapacidades relativas a defectos físicos o morales - 823. b) Incapacidades relativas a profesiones, empleos o cargos públicos - 824. c) Incapacidades relativas a la edad - 825. d) Incapacidades relativas a las relaciones de familia - 826. e) Incapacidades relativas a la oposición de intereses o diferencia de religión entre el guardador y el pupilo - 827. Incapacidades sobrevinientes - 828. Reglas generales relativas a las incapacidades - 829. De las excusas para servir los cargos de tutor o curador - 830. No constituye excusa - 831. Personas que pueden alegar las excusas - 832. Oportunidad en que deben alegarse las excusas - 833. Procedimiento para alegar las excusas - 834. De la remuneración de los guardadores - 835. 1) Remuneración de los tutores y curadores generales o adjuntos - 836. Remuneración en el caso de pluralidad de guardadores - 837. Caso en que el testador ha fijado la remuneración para el guardador testamentario - 838. Remuneración del guardador interino - 839. Remuneración de los curadores de bienes y de los curadores especiales - 840. Situaciones en que el guardador no tiene derecho a remuneración - 841. Remoción de los guardadores - 842. Personas que pueden provocar la remoción - 843. Causales de remoción - 844. Procedimiento del juicio de remoción - 845. Designación de guardador interino mientras dura el juicio - 846. Efectos de la remoción - 847. Reglas especiales relativas a la tutela - 848. Personas sujetas a tutela - 849. Tutelas se extienden a la persona y bienes del impúber - 850. La tutela puede ser testamentaria, legítima o dativa - 851. Reglas referentes a la administración de los bienes y al cuidado personal del impúber - 852. Reglas especiales relativas a la curaduría del menor - 853. Personas a quienes se aplican estas reglas - 854. La curaduría del menor puede ser testamentaria, legítima o dativa - 855. Cuando el impúber llega a la pubertad, su tutor pasa de pleno derecho a desempeñar esta curaduría - 856. El menor adulto que careciere de curador, puede proponerlo al juez - 857. Facultades del curador en relación con la crianza y educación del pupilo - 858. Representación del menor - 859. El menor administra por sí solo su peculio profesional o industrial - 860. El curador administra la sociedad conyugal que tuviere el menor y ejerce de pleno derecho la guarda de los hijos menores del pupilo - 861. Derecho del pupilo para reclamar de la conducta de su curador - 862. La curaduría del menor termina de pleno derecho al llegar a los dieciocho años - 863. Curaduría de las personas sometidas a interdicción - 864. Curaduría del disipador - 865. Personas que pueden pedir la interdicción del disipador - 866. Tribunal competente para conocer de los juicios de interdicción - 867. Interdicción provisoria - 868. Publicidad de las sentencias que declaran la interdicción - 869. Designación de curador - 870. ¿Quién puede pedir el nombramiento del curador del disipador? - 871. Personas llamadas a la curaduría legítima del disipador - 872. Curaduría dativa - 873. Curador del marido disipador administra la sociedad conyugal en cuanto ésta subsista y, de pleno derecho, ejerce la tutela o curatela de los hijos en caso de que la madre, por cualquier razón, no ejerza la Patria Potestad - 874. Curador de la mujer disipadora ejerce, de pleno derecho, la tutela o curatela de los hijos que se encuentren sometidos a su Patria Potestad, si no le correspondiere al padre - 875. Alcances de la incapacidad del disipador - 876. Derecho del disipador de pedir intervención del Ministerio Público - 877. Rehabilitación del disipador - 878. Interdicción y curaduría del demente - 879. Personas que pueden provocar la interdicción del demente - 880. Situación que se presenta cuando el demente llega a la pubertad - 881. Juicio de interdicción - 882. Tribunal competente - 883. Curador para el demente interdicto - 884. Curaduría testamentaria del demente interdicto - 884. bis) Interdicción del discapacitado mental - 885. Curaduría legítima - 886. Curaduría dativa - 887. Administración de la sociedad conyugal del marido demente - 888. Inversión de los dineros del demente - 889. Rehabilitación del demente - 890. Interdicción y curaduría del sordo o sordomudo que no puede darse a entender claramente - 891. Sólo procede la interdicción del sordo o sordomudo que no puede darse a entender claramente si ha llegado a la pubertad - 892. No hay interdicción provisoria en el caso del sordo o sordomudo que no puede darse a entender claramente - 893. Personas que pueden solicitar la interdicción del sordo o sordomudo que no puede darse a entender claramente - 894. La curaduría del sordo o sordomudo que no puede darse e entender claramente puede ser testamentaria, legítima o dativa - 895. Inversión de los dineros del sordo o sordomudo que no puede darse a entender claramente - 896. Rehabilitación del sordo o sordomudo que no puede darse a entender claramente - 897. De las curadurías de bienes - 898. Características de las curadurías de bienes - 899. Curador de bienes del ausente - 900. Facultades de los curadores de bienes del ausente - 901. Personas que pueden solicitar la designación de curador de bienes del ausente - 902. Curaduría de bienes del ausente puede ser legítima o dativa - 903. El curador de los bienes del marido ausente tiene la administración extraordinaria de la sociedad conyugal - 904. El curador de los bienes del desaparecido no pasa de pleno derecho a ser curador de los hijos bajo la Patria Potestad de éste - 905. La existencia de un mandato especial no obsta a la designación de un curador de bienes al ausente - 906. Curador tiene, como primera obligación, averiguar el paradero del desaparecido - 907. Extinción de la curaduría del ausente - 908. Curador de la herencia yacente - 909. Razón de ser de la curaduría de la herencia yacente - 910. Facultades del curador de la herencia yacente - 911. La curaduría de la herencia yacente será dativa - 912. Si el difunto deja herederos extranjeros, el cónsul respectivo tiene derecho a proponer al curador o curadores que hayan de custodiar y administrar los bienes - 913. Enajenación de bienes del difunto - 914. Curador de los derechos eventuales del que está por nacer - 915. Curaduría será testamentaria o dativa únicamente - 916. Extinción de esta curaduría - 917. De los curadores adjuntos - 918. De las curadurías especiales
Texto Completo Descargar
  • Las curadurías
    § 86. Cura minoris - I. La protección al minar xxv annis - II. Curator minoris - §87. Curafuriosi - I. Furiosus - II. Fuentes de la cura furiosi - III. Gestión curatoria - IV. Extinción - V. Acciones - §88. Curaprodigi - I. Prodigas. Origen de la cura prodigi - II. Inteidiclio - III. Fuentes - IV. Gestión del curador. Acciones - §89. Otras curadurías - I. Curalor ventrts y curator bonorum ventris - II. Curator impul>eris - III. Curadores de inválidos
  • Los actos ejecutados por el tutor o curador antes de obtener el discernimiento, ¿son nulos de nulidad absoluta o relativa?
    Fuente: RDJ Doctrina, Tomo XXX, Nros. 9 y 10, 159 a 164 Cita Westlaw Chile: DD687652009.
  • Causa nº 7113/2013 (Otros). Resolución nº 176276 de Corte Suprema, Sala Primera (Civil) de 29 de Julio de 2014
    HERENCIA YACENTE. PRESCRIPCIÓN EXTINTIVA. El heredero que acepta pone término a la administración del curador de la herencia, asumiendo las funciones que a éste le correspondían y, si todos los herederos aceptan, terminan las limitaciones que la ley impone a la administración del curador de la herencia yacente, pasando a regirse los herederos por las reglas generales para la administración de comunidades hereditarias. Se desestima la casación.
  • Causa nº 3672/2014 (Otros). Resolución nº 191640 de Corte Suprema, Sala Cuarta (Mixta) de 19 de Agosto de 2014
  • Causa nº 63/2014 (Familia). Resolución nº 15172 de Corte de Apelaciones de Rancagua, de 17 de Marzo de 2014
  • Causa nº 108/2014 (Familia). Resolución nº 11933 de Corte de Apelaciones de San Miguel, de 21 de Marzo de 2014
  • Causa nº 240/2014 (Familia). Resolución nº 21114 de Corte de Apelaciones de San Miguel, de 15 de Mayo de 2014
  • Legislación
  • Decreto núm. 185, publicado el 25 de Julio de 2018. DESIGNA A LA UNIVERSIDAD AUSTRAL DE CHILE COMO UNIVERSIDAD TUTORA DEL CENTRO DE FORMACIÓN TÉCNICA DE LA REGIÓN DE LOS RÍOS
  • Decreto núm. 376, publicado el 10 de Noviembre de 2015. DESIGNA A LA UNIVERSIDAD DE CHILE COMO TUTORA DE LA UNIVERSIDAD DE O'HIGGINS, EN LOS TÉRMINOS DE LA LEY Nº 20.842
  • Decreto núm. 183, publicado el 28 de Julio de 2018. DESIGNA A LA UNIVERSIDAD DE PLAYA ANCHA DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN COMO UNIVERSIDAD TUTORA DEL CENTRO DE FORMACIÓN TÉCNICA DE LA REGIÓN DE VALPARAÍSO
  • Libros y Revistas
  • La voz de los niños en la justicia de familia de Chile
    El derecho de los niños a ser oídos y a que su opinión sea debidamente tomada en cuenta constituye un mandato legal que obliga a los jueces de familia a recoger sus deseos y sentimientos en una amplia gama de materias. Sin embargo, ni la Convención de Derechos del Niño ni la legislación nacional establecen cómo poner en práctica este derecho: ¿Quién debe escucharlos? ¿Desde qué edad en adelante? ¿En qué tipo de asuntos? ¿Con o sin presencia de sus padres o adultos significativos? Estas son algunas de las preguntas que surgen frente a esta temática. Dar a conocer los resultados de un estudio empírico que indaga sobre las formas en que la judicatura de familia recupera la voz de los niños, así como las dificultades y desafíos que entraña la aplicación práctica del derecho a ser oído es el...
  • Jurisprudencia
  • Causa nº 575/2014 (Familia). Resolución nº 184197 de Corte de Apelaciones de Concepcion, de 17 de Diciembre de 2014
    Foja: 10 diez A. de Concepción acb Concepción, diecisiete de diciembre de dos mil catorce. Visto: Se confirman las resoluciones apeladas de nueve y diecisiete de octubre del año en curso, dictadas por el Juzgado de Familia de Concepción. . Rol 575-2014 y acumulada 579-2014-Familia Proveída por la Primera Sala integrada por el Ministro Sr. Renato Alfonso Campos González, Sra. Valentina Salvo Oviedo y Abogado Integrante Sra. Sara Herrera Merino. L.S.S. (S) En Concepción, a diecisiete de diciembre de dos mil catorce, notifiqué por el Estado Diario la resolución precedente. L.S.S. (S)
«curador ad litem» en el mundo