Perpetua - Argentina

Ley. 14571. Reivindíquese el Nombre y la Memoria de los Obreros Anarquistas Pascual Vuotto, Reclus de Diago y Santiago Mainini por la Injusta Condena a Reclusión Perpetua por el Homicidio de María Enriqueta Blanch y Paula Arruabarrena. Mejor documento

Leyes de la Provincia de Buenos Aires
 Fundamentos de la Ley 14571               El 5 de agosto de 1931 una encomienda llegada al domicilio del dirigente conservador José Blanch, en Bragado, provincia de Buenos Aires, despachada anónimamente conteniendo un artefacto explosivo, estalló y mató a su hija, su cuñada e hirió de gravedad a su esposa. Enseguida fueron detenidos dos punteros del comité radical, Melchor Duran y Juan Perrutti. Este último intentó suicidarse mientras se encontraba en la cárcel.             La dictadura de Uriburu, desde el 6 de septiembre de 1930, había suspendido las garantías constitucionales, favoreciendo, la inexistencia del Estado de Derecho, las persecuciones a los militantes políticos y sociales; nadie estaba a salvo, radicales como de izquierda sufrían la violencia del régimen.             La intervención de un comisario, de nombre Germán Parissi, quien -se supo mucho después- fue el autor del anónimo acusando a los tres anarquistas, dio vuelta la investigación y desplazó el conflicto hacia la dirección que para los sectores de poder resultaba, si requiere desde un punto de vista clasista, claramente “correcto”. Aunque se comprobó la falsedad del anónimo, la policía siguió adelante con la investigación. Los radicales quedaron en libertad, y comienza la caza de los anarquistas de la zona. Sus domicilios son violados, sus libros y pertenencias revisados y destruidos. Se los detiene y ya en la cárcel fueron torturados salvajemente.             Los tres anarquistas, ajenos por completo al hecho, tuvieron por defensores a Enrique Corona Martínez y a Carlos Sánchez Viamonte.             El comisario que los detuvo fue Enrique Williman, y el fiscal que los acusó sin pruebas fue Juan Auge, (Con lo cual queda absolutamente demostrado que se los persiguió solo por anarquistas, cuando, los que los acusaban, detenían, ofendía, torturaban y violaban sus elementales derechos, eran los únicos que deberían haber sido detenidos).             En este sintético marco transcurrieron los hechos, conocidos a través de publicaciones diversas como los libros “El proceso de Bragado” de Fernando Quesada. “Los presos de Bragado” de Carlos. M. Jordán, “Vida de un proletario” y “Yo acuso” del mismo Pascual Vuotto, la revista “Todo es Historia” dirigida por Félix Luna, el documental “El proceso de Bragado” de Mariana Arruti y el programa “Bragado cuenta su historia” de Juan L. Caputo emitido por TV Canal 4 de Bragado.             Herminia Brumana, la poetisa chilena Gabriela Mistral, el Diputado Nacional Guillermo Korn, entre otros, se sumaron a los reclamos de cientos de seres anónimos y organizaciones sociales y sindicales, nucleados en el “Comité Nacional Pro Presos de Bragado”, que durante años lucharon contra un proceso plagado de injusticias e inequidad.             En un proceso sin garantías, sometidos a torturas policiales reconocidas en el juicio por el médico de la institución, Francisco Macaya –cuya dignidad y valentía contrastaron con la decisión del juez Juan Carlos Díaz Cisneros que anuló la declaración por falso testimonio-, los tres anarquistas fueron condenados a reclusión perpetua.             Desde la cárcel, Vuotto siguió su lucha. Desde afuera llovían los apoyos. Su mujer era la encargada de llevarle los mensajes de solidaridad. Y cada visita constituía un nuevo mensaje que Vuotto hacia llegar al mundo para que se comprobara su inocencia. Así se origino el periódico “Justicia”.             El apoyo de los obreros a los tres detenidos injustamente, llego al punto de que se originara una gran campaña. Anarquistas, socialistas, comunistas, trabajadores independientes, organizaron giras, mítines, publicaron periódicos donde se difundía la situación por la que pasaban los detenidos de Bragado.             Hubo manifestaciones y reclamos de personalidades de todo el mundo. También exigencias llegadas desde comités de solidaridad.             El 24 de julio de 1942, luego de once años de cárcel, los presos quedaron en libertad condicional; el 8 del mismo mes el gobernador doctor Rodolfo Moreno había firmado la conmutación de la pena de reclusión perpetua por la de 17 años.             Moreno, un hombre de derecho, versado en materia penal, declara que el asunto del proceso de Bragado, está lleno de dudas. En el -voluminoso expediente que he estudiado foja por foja, hay hechos tan contradictorios como el dictamen del Procurador General de la Corte, doctor Juan Antonio Bergez, que está en abierta pugna con el fallo condenatorio. Igualmente faltan en el expediente los informes del medico de policía de Bragado, Doctor Macaya; he estudiado a fondo este asunto y he obrado a conciencia. Por otra parte, no todos los acentos del clamor público deben haber sonado en falso. Estoy tranquilo y eso es lo que me interesa”.             Aunque habrían podido quedar libres, su dignidad y sus principios no le permitieron aceptar salir en libertad por perdón ni indulto. Si eran inocentes ¿Por qué se los iba a perdonar o a indultar? Exigían un juicio limpio.             Las torturas, no solo físicas sino sociologías, la angustia acumulada por ver a sus familias pasar por tantas penurias, no los hizo bajar los brazos. Desde la cárcel Vuotto escribía y desde afuera recibía la fuerza del apoyo de sus compañeros. Sin embargo la injusticia fue el castigo más duro. Alguien llego a afirmar una vez que “del penal salieron tres sombras que luego se perdieron entre la multitud que los había ido a recibir”.             La reparación fue solo parcial, pero fue todo cuanto podría hacer quien lo decretó.             La verdad se supo. Alfredo Chulivert, un militante conservador y jefe de la estación Bragado, había enviado el artefacto explosivo por razones pasionales respecto a la cuñada de Blanch. Pero el daño ya estaba consumado.             Lo que no se ha podido salvar es el prestigio perdido por la administración de justicia provincial. Se ha constatado que desde 1930 muchos de sus jueces carecen de las condiciones necesarias para el ejercicio de sus funciones.             Setenta y seis años después intentamos separar en parte lo acontecido durante aquellos sucesos y comenzar a recuperar el prestigio perdido para la justicia provincial. Hechos similares acontecieron nuevamente pero no por reiterados dejamos de condenarlos.             Cuando las nuevas generaciones, a través de su lucha incaudicable, conocieron por Vuotto el proceso de Bragado, se reinicio el movimiento en pos de la reapertura del proceso, cosa que no se lograra debido, entre otras cosas, a que el Gobierno del Proceso 1976-1983 quemo los archivos de la justicia penal de la provincia de Buenos Aires.             No quedó todo allí. Primero fue un ordenanza, en 1991, del Honorable Concejo Deliberante de Bragado el que reconocía la inocencia y reivindicaba los nombres de Pascual Vuotto, Reclus De Diago y Santiago Mainini; mas tarde la Ley Nacional 24.233, autoría del Diputado Nacional Guillermo Estévez Boero, reivindica sus nombres; finalmente en el año 2001 la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mediante la Ley 666, reivindica a los tres obreros anarquistas e impulsa la construcción de una escultura en una de sus plazas para rendirles homenaje, pero aún falta que se haga presente en este proceso reivindicativo la provincia de Buenos Aires,             Las leyes no van sincronizadas con las necesidades humanas, sino que las proceden. En este caso la ley, llegó tarde.             Los compañeros, no obstante, se encargaron de difundir la inocencia de los detenidos. La legitimidad de la causa supero la legalidad tardía.             No existen leyes y palabras que puedan reivindicar la barbaridad cometida contra estos tres mártires. Tampoco existen palabras que puedan contener y expresar lo que estos hombres sufrieron. Sí nos sirve el ejemplo de su lucha. Sus principios éticos. Su militancia.             Otro detenido, en esta situación, tal vez hubiera aceptado la limosna del indulto o el perdón, tanto más agraviante que la situación a la que fueron condenados.             Ellos prefirieron salir recién cuando contaron con la seguridad de que no se los perdonaba de nada, porque nada habían hecho –mas que tener una clara identificación ideológica que fue, en suma, lo que los llevo a ser condenados-.             “Lo de Bragado fue un simulacro de juicio, se procesaron las ideas”. Dijo Pascual Vuotto.             Por mas que la Legislatura bonaerense aprobó una pensión para Themis Vuotto (hija de Pascual), nacida, paradójicamente, aquél fatídico 1931. Nos queda el deber, ineludible, de seguir dando testimonio a las generaciones que nos continúan, de la verdadera historia de estos tres inocentes. Debemos contarles a nuestros hijos de que es capaz el egoísmo y la cobardía. De que son capaces las elites para “cambiar algo y que nada cambie”.             Abramos bien los ojos, estemos atentos y lúcidos, en un mundo de lobos seamos astutos como las serpientes. Hay muchos Vuotto, Mainini y De Diago todavía en la lucha diaria.             Es por eso nuestra solicitud. La Provincia, bajo cuya administración de justicia acontecieron los bárbaros sucesos, debe, aunque con atraso, reivindicar los nombres de los tres militantes populares y brindar las disculpas correspondientes.          
Texto Completo Descargar
  • Legislación
  • Código Penal
    ...TÍTULO II De las penas. ARTÍCULO 5. Las penas que este Código establece son las siguientes: reclusión, prisión, multa e inhabilitación. ARTÍCULO 6. La pena de reclusión, perpetua o temporal, se cumplirá con trabajo obligatorio en los establecimientos destinados al efecto. Los recluidos podrán ser empleados en obras públicas de cualquier clase con tal que no fueren ...
  • Perpetua Management S.A.
  • Cementerio Privado Parque de la Paz Perpetua S.A.
  • Perpetua Management S.A.
  • SATERIANO PERPETUA DOLORES
  • Jurisprudencia
  • Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de la Seguridad Social - Camara Federal de la Seguridad Social - Sala 3, 5 de Julio de 2017 (caso MERLO FRANCISCA PERPETUA c/ ANSES s/REAJUSTES VARIOS)
    I. Contra la sentencia del Juzgado Federal n° 3 del fuero, por la que resolvió dejar sin efecto la resolución administrativa impugnada, hizo lugar a la demanda interpuesta por el actor, por lo que condenó al ANSeS a pagar las sumas resultantes de la liquidación que le ordena practicar, de acuerdo a las pautas que indica, apelaron ambas partes. II.
  • Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de la Seguridad Social - Camara Federal de la Seguridad Social - Sala 1, 12 de Julio de 2017 (caso STEGMAN MARIA PERPETUA c/ ANSES s/REAJUSTES VARIOS)
    I. Llegan las presentes actuaciones a este Tribunal en virtud del recurso de apelación interpuesto por la parte demandada, contra la sentencia dictada por el Sr. Juez a cargo del Juzgado Federal de la Seguridad Social n ° 4. La parte demandada se agravia de la determinación del haber inicial. Además se agravia en tanto la sentencia ordena la aplica...
  • Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 5 de Abril de 2016, CSJ 003190/2015/RH001
    RECURSO DE REVISION PRISION PERPETUA
  • Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 26 de Septiembre de 2017, C. 679. L. REX
  • Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 23 de Febrero de 2016, CSJ 002202/2015/RH001
    HOMICIDIO PRISION PERPETUA
Lesa humanidad: continúan los alegatos en el juicio oral por el “Plan Cóndor”
Ante el Tribunal Oral Federal N° 1 de la Capital, continúan este viernes las audiencias de alegatos de las partes en el juicio oral en el marco de las causas “Plan Cóndor” y “Automotores Orletti”. La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación solicitó en su alegato la pena de prisión perpetua para algunos de los investigados. Ver Noticia.
11 Mar 2016
«perpetua» en el mundo